La Coca Legal: Derechos culturales, recursos genéticos e investigación

9/2/2022

Impulsar la economía legal de la hoja de coca se ha visto como una oportunidad para darle un vuelco a la políticas de drogas, seguridad, y desarrollo rural en Colombia. Esto se basa en la evidencia científica y el conocimiento tradicional que indican el valor de esta planta en la nutrición, la medicina y la cultura (Restrepo et al., 2020; Restrepo et al., 2019). Un cambio de la política pública en esta dirección se debate cada vez más seriamente en el país, como lo evidencia la aprobación en primer debate del proyecto de ley para la regulación de la coca y sus derivados, presentado por los Senadores Iván Marulanda y Feliciano Valencia en agosto 25 de 20201.

Si bien el uso de la hoja de coca entera no está criminalizada en Colombia, la normativa internacional y colombiana actual genera obstáculos para el aprovechamiento de su potencial en una economía lícita. En particular, los entes estatales han generado alertas sanitarias para obstaculizar la venta de productos de coca, y buscan obligar a los pueblos indígenas y tradicionales a cumplir con criterios sanitarios “occidentales” para validar la seguridad de sus productos – lo cual entorpece su amplia comercialización (ONIC, 2019; Piñacué, 2010; Cruz y Medina, 2019)2. Además de que no hay evidencia científica de que la hoja de coca entera perjudique a la salud pública, se puede argumentar que la imposición de una única epistemología para el registro de productos pasa por alto la obligación del Estado a reconocer, proteger y promover las culturas y bienestar de los pueblos indígenas y étnicos.

Lea el documento completo aquí

COMPARTIR