LA COCA LEGAL: posibilidades y desafíos normativos para usos fitoterapéuticos de la hoja de coca en Colombia

Sioly Rodríguez Suárez, David Restrepo, Paula Aguirre
13/5/2020

Autores

Sioly Rodríguez Suárez, David Restrepo, Paula Aguirre

Introducción

En años recientes, el fomento de los usos tradicionales y alternativos lícitos de la hoja de coca se propuso como una herramienta de política pública. Por una parte, porque a través de un mercado legal con hoja de coca puede generarse una opción de desarrollo para las comunidades étnicas y campesinas vinculadas a este comercio históricamente ilegal (Troyano & Restrepo, 2018). Por otra parte, porque con el avance en la investigación de los usos medicinales pueden enfrentarse desafíos de salud pública prioritarios (Restrepo, et al., 2019). En efecto, la evidencia científica disponible da cuenta de que distintos componentes de la hoja de coca tienen la potencialidad para aprovecharse en la medicina, nutrición y agricultura.

En Colombia, sin embargo, no existe una normativa clara para fomentar los usos tradicionales y alternativos de la coca. A diferencia de Perú y Bolivia, en el país los usos tradicionales, fundamentalmente los nutricionales, han estado en un limbo jurídico durante más de una década (Ceballos, 2009). Recientemente, la Corte Constitucional (CC) dejó en firme dos fallos de tutela de primera y segunda instancia que restringen la posibilidad de comercializar productos a base de hoja de coca fuera de los territorios indígenas y establece que estos productos deben someterse al control del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) (CC. Sentencia T-357 de 2018). Ello desconoce la autonomía de las comunidades indígenas para expedir su registro sanitario y, en general, demuestra la existencia de un vacío jurídico para la construcción de mercados con productos tradicionales por fuera del andamiaje institucional y normativo que representa el Invima.

Con lo anterior sale a relucir la inviabilidad actual de la comercialización de productos nutricionales a base de hoja de coca. Pese a que en Colombia los usos médicos y científicos de la coca –y otras sustancias controladas– han sido legales al menos desde 1986 con el Estatuto Nacional de Estupefacientes, hasta el año 2018 no existía una normativa clara para estos productos. No obstante, aunque ahora sí existe una norma que despeja el camino para ello, en la práctica los requisitos son tan difíciles de cumplir financiera y técnicamente, que reresultan excluyentes. Por tanto, la construcción de un mercado a base de hoja de coca, particularmente uno que integre a las comunidades étnicas y campesinas cultivadoras, se aprecia cuando menos como todo un reto para el Estado colombiano.

En tal sentido, el presente documento expone la normatividad que reglamenta los procedimientos de fabricación o comercialización de productos fitoterapéuticos a base de coca, así como los de investigación, y ofrece recomendaciones sobre las brechas de investigación existentes que obstaculizan el aprovechamiento completo de la hoja de coca. Para ello, en primer lugar, se expone la normatividad para obtener los permisos de fabricación y comercialización de productos fitoterapéuticos; luego, se identifican los vacíos de investigación de acuerdo con los requisitos jurídicos; después, se presentan las limitaciones en cuanto a la equidad social que implica la investigación con hoja de coca; y, por último, se elaboran, a manera de conclusiones, dos posibles caminos para avanzar. Esto viene seguido de los apéndices donde se presentan los requisitos actuales para lograr la aprobación de los entes que regularían los productos a base de coca en Colombia.

Descarga el documento completo en PDF aquí

COMPARTIR